Tres sorprendentes leyendas japonesas

Las leyendas son parte de las culturas y nos puede ayudar a descubrir más sobre estas mismas. Es por eso que les traemos las leyendas japonés más sorprendentes y raras.

1-El hilo rojo del destino


¿Sabes por qué se pone el anillo de compromiso o matrimonio en el cuarto dedo de la mano derecha? Es por que según esta leyenda, este es el dedo conectado directamente al corazón por medio de venas y arterias, el corazón, relacionado con la vida y el amor, está conectado a ese preciso dedo de la mano. El anillo como símbolo del amor infinito, se coloca en esta posición precisa.
Pero la leyenda tiene más que eso. Según esta leyenda, todo ser humano tiene conectado a su dedo un extremo de un hilo rojo del destino, y que el otro extremo, está unido a su amor verdadero. El hilo es invisible para los humanos, pero existe y es irrompible e inquebrantable. Aunque existen ritos para poder verlo. El hilo rojo también puede estar conectado a hijos huérfanos con sus futuros padres adoptivos. Lo que hace que estas uniones sean aún más especiales ya que se basa únicamente en el amor. La longitud del hilo puede significar la distancia en la que está el ser amado, o cuánto tiempo tendrá que esperarse para poder verse.

2-Kaguya la princesa de la luna


Una humilde pareja de ancianos vivía en una montaña de la recolección de bambú. Nunca tuvieron hijos aunque era lo que más ansiaban en el mundo. Una noche de luna llena, el anciano decidió ir a recolectar bambú en el bosque. Cuando tomó entre sus manos una pieza, descubrió que esta brillaba intensamente y dentro de ella, encontró a una hermosa niña. El hombre la llevó a su hogar con su mujer, juntos la nombraron y criaron, con el nombre de Kaguya. La pieza de bambú desarrolló con el tiempo piedras preciosas. Kaguya creció y se hizo una joven hermosa con muchos pretendientes, pero ella siempre los rechazaba. Su belleza llegó hasta los oídos del emperador, que impresionado decidió invitarla a su palacio. Pero la joven decidió rechazarlo. El emperador entonces fue hacia ella, y al verla, se quedó perdidamente enamorado, y la pidió en matrimonio. Pero ella, nuevamente lo rechazó. El emperador no se rindió y todos los días le escribía varias cartas. Un día, sus padres le preguntaron el motivo de su rechazo. Ella les dijo que tendría que volver a la luna, pronto. Les explicó que ella era la princesa de la luna y que tendría que volver a su reino.
Sus padres desesperados, llamaron al emperador, diciéndole lo sucedido. El emperador mandó guardias y tropas para evitar que ella partiera a la luna, pero era demasiado tarde.
Ella se despidió de sus padres, y del emperador. Esta le dio una carta de amor y una botella con el elexir de la vida eterna. Seguido de esta, ella ascendió a la luna sin y partió. El emperador, destrozado, decidió llevar los objetos a el monte más alto, hizo una hoguera y los lanzó, generando un humo que ascendería hacia la luna. Ese monte es el monte Fuji-Yama.
Es por ello que hasta el día de hoy, podemos ver el humo que proviene del monte hacia la luna.

3.- Kushisake-Oma


Kushisake-Oma era una mujer hermosa, pretendida por muchos hombres. Ella, que era también vanidosa, decidió casarse con uno de ellos: Un Samurai. El Samurai tuvo que ir a la guerra y ella, se quedó sola, esperándolo. Pero pasaban los meses y los años, y los pretendientes no dejaban de pasar. Ella cayó rendida a uno de ellos, y desde entonces, decidió continuar saliendo con los pretendientes más ricos y poderosos. El samurai escuchó de parte de uno de sus amigos, que había una mujer hermosa, que solo era poseída por los más poderosos. A pesar de que él estaba casado, quizo verla cuando la guerra acabó. Después de beber con su amigo, decidieron ir hacia la casa. Poco a poco, los lugares se hacían más conocidos. Hasta que llegaron a su propia casa…
Allí fue donde comprendió todo: Abrió la puerta en una patada, subió las escaleras y abrió la puerta del dormitorio, en donde se encontró a su esposa con otro hombre. Antes de que ella pudiera reaccionar, su esposo atravesó al hombre, la tomó del cuello, y le dijo:

-¿Crees que eres hermosa?
Diciendo esto, cortó su boca, mientras ella gritaba de dolor, antes de morir desangrada.

Desde entonces, ella se convirtió en un demonio que buscaba venganza. Se cuenta de que cuando vas en la noche, por la calle, la verás como una mujer hermosa que oculta sus heridas con una mascarilla. Ella se acercará hacia ti. Y te preguntará:
-¿Crees que soy hermosa?
Si contestas que si, se quitará la mascarilla, y añadirá:
-¿Y ahora, crees que soy hermosa?
Si contestas que no, tomará unas tijeras y te cortará la boca, imitando sus heridas y morirás desangrado.
Si contestas que si, con miedo, te acompañará hasta la entrada de tu casa y te apuñalará. Pero si contestas que si, con seguridad, a las dos preguntas, te dará un rubi ensangrentado antes de marcharse.
En caso de que cuando ella te haga la primera pregunta, si respondes con un ´´No tengo tiempo´´ Ella se disculpará contigo, y después, se marchará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *